Archivo de la categoría: Salud

Cuánto ejercicio deberían hacer los niños al día

El sedentarismo infantil es una realidad que se agrava con el paso de los años.

Esa inactividad que se produce por el tipo de vida a la que están expuestos los menores de 17 años se refleja en las alarmantes estadísticas sobre obesidad que se vienen registrando en el mundo.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, este es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI y calcula que hay más de 42 millones de niños con sobrepeso en el planeta.

“Las comodidades de la vida moderna como andar en automóvil, ver televisión, usar el computador y jugar con consolas no aportan en nada a la práctica de actividad física”, explicó la doctora Angélica Ibáñez, traumatóloga infantil de la clínica de medicina deportiva MEDS en Chile.

https://www.bbc.com/mundo/amp/deportes-39289897

Anuncios

Benefits of Orienteering

Orienteering offers many benefits, but its real attraction is that it is fun! It is a joy to walk and run through forests and fields. Armed with a compass and a map, competitors must use their navigational skills to navigate from point to point in diverse and usually unfamiliar terrain, and normally moving at speed. If you like competing, there are many age and skill-level groups to fulfill that wish.

event

http://healthfitnessrevolution.com/top-10-health-benefits-orienteering/


CPR isn´t taught in all schools. It should be


FELIZ NAVIDAD DEPORTIVA

Antes de todo: ¡Feliz Navidad! . Para disfrutar más de las navidades haz deporte. Si estos días los pasas en familia y con amigos, piensa en hacer algo con ellos, por ejemplo:

 

  • Correr la San Silvestre: la San Silvestre es una carrera diferente, tiene algo de componente competitivo mezclado con buen rollo en el ambiente. Correr esta carrera con amigos o familia y difrazado es una buena forma de acabar el año. Deporte, compañía y diversión asegurada. En casi todas las ciudades hay una San Silvestre, no lo dudes y apúntate.
  • Ir a esquiar o a hacer snowboard: la sierra siempre ofrece muchas posibilidades y combinar deporte y naturaleza es buena mezcla. Yo hace muchos años que el día 1 de enero, como tradición, subo con familiares y amigos a esquiar. Nada como empezar el nuevo año haciendo deporte y en plena naturaleza.
  • Jugar al pádel: sin duda es el deporte de moda y sois muchos los que os estáis aficionando. En estos días podemos quedar con amigos y familiares y organizar pequeños torneos. Muchos de los regalos de estas Navidades serán palas de pádel, así que a estrenarlas y a jugar, que es un deporte que engancha.

 

Para los buenos momentos, GRATITUD. Para los malos, mucha ESPERANZA. Para cada dia, una ILUSIÓN. Y siempre siempre FELICIDAD. Esto es lo que os deseamos para el próximo año.


Consejos para unas Navidades “ligeras”

Ya están aquí las Navidades. Las fechas más esperadas por algunos para saltarse un poquito la dieta y disfrutar con la comida. Evidentemente, no vas a llegar hasta tal punto que pierdas todo lo ganado durante estos meses en los que te has cuidado, y no estamos aquí para decirte que las cenas de Noche Buena y Noche Vieja y las comidas de Navidad y Año Nuevo estés pendiente de lo que comes o no comes. Pero sí pienso que siguiendo algunas pautas se puede disfrutar todavía más si cabe de la comida. Estos días y el resto del año.

  • Mastica bien la comida. Cuando se dice “come despacio”, no se refiere a que muevas la boca a cámara lenta. Significa que una vez introduces la comida en la boca, mastiques hasta que el bolo alimenticio pueda ser digerido de una manera suave. La saliva dispone de enzimas quefavorecen la digestión del bolo alimenticio una vez comienza su camino por todo el tubo digestivo. Entiendo que no siempre estás comiendo y pensando cuantas veces has masticado. ¡Cambia el pensamiento y propón disfrutar más de los sabores! Y así además dejas a la saliva realizar su función. 2×1.
  • Acuéstate del lado izquierdo. Las medicinas orientales achacan el hecho de que al colgar naturalmente estómago y páncreas del lado izquierdo, acostarte así favorece la digestión. De todas formas, es conveniente que tanto en comidas o cenas más o menos copiosas, dejes pasar un tiempo prudencial y no te acuestes recién terminado. En estas fechas señaladas suele haber sobremesas, pero el resto del año a lo mejor vamos con el tiempo más justo y no medimos. Es preferible dormir 15’ menos y levantarte en buenas condiciones.

  • Modera los líquidos durante la comida. Por lo general predominan el vino y el champán en estos días, así que más vale que sean moderados si te quieres acordar de todo al día siguiente. Para la gente que no bebe alcohol, o para el resto del año, ingerir muchos líquidos durante la comida dificulta la digestión ya que son estos líquidos los que eliminan parcialmente el efecto de los jugos gástricos en el estómago, excepto las bebidas gaseosas, cuyos ácidos ayudan a dicho proceso. Pero también hay que tener en cuenta que las bebidas gaseosas suelen contener altos índices de azúcar con lo que tampoco es bueno el abuso. En ningún momento hablo de “no beber desde dos horas antes hasta dos horas después de la comida”, lo ideal es ir bebiendo durante el día para no tener necesidad imperiosa de beber mientras se come. También está demostrado que algunos licores de hierbas facilitan la digestión.
  • Equilibra calorías. Ante una comida o cena tan contundente, y más sabiendo con antelación cuándo y dónde se celebra, tenemos tiempo para planificar el resto del día. Equilibrar calorías no significa dejar de comer. Esto solo te aumentará la ansiedad cuando llegue la comida señalada. Pero sí que debes tener en cuenta que vas a ingerir un número elevado de calorías de una vez, así que durante el resto de comidas diarias estará bien si te dosificas. Aprovecha para comer/cenar verdura, o llenar el desayuno bien de frutas. Sacarás máximo partido a las propiedades de estos alimentos y equilibrarás tu organismo ante los excesos.
  • Espacia las comidas. No tengas ansia, a todos nos gusta comer más en estas fechas, pero eso no significa comer a todas horas. Es decir, si te has comido dos tabletas de turrón de postre en la comida de Navidad a las 15.30h, haz un poco de tiempo y si tienes hambre no vuelvas a comer turrón (o lo que sea) a las 16.30h… Si ingieres durante el proceso de digestión, dificultas el mismo (y si es una digestión pesada todavía más). Aunque no se siga el mismo ritmo de horarios en las comidas procura mantener la distancia entre ellas para que sienten mejor los alimentos.
  • Consume alimentos integrales. Obviamente no vas a presentarte en casa de tus tíos con el paquete de pan integral de molde sin corteza para empujar el cardo de la comida de Navidad. Pero, relacionado con el punto anterior, puedes aprovechar después de la fruta del desayuno (por ejemplo) para comer una tostada de pan integral, o poner una cucharadita de avena en el yogurt antes de dormir. La fibra no es más que enormes cadenas de sacáridos procedentes de alimentos vegetales (cuanto menos procesados mejor) que resiste a la digestión del cuerpo humano y por tanto pasan por todo el tubo digestivo hasta ser expulsada.Por tanto, ayuda a todo lo que tenga que ser expulsado a recorrer dicho tubo facilitando la digestión.

Partiendo de la base de que cada cuerpo es un mundo, y que a cada persona le funcionan mejor unas cosas que otras, espero que si probáis alguno de estos puntos tanto estos días como el resto del año os sirva para tener una mejor digestión y aumente vuestro bienestar.

Nada más que añadir excepto que disfrutéis de las fiestas y ¡os comáis a gusto los turrones!

Blog especializado en entrenamiento, salud, fitness y nutrición.

A warm-up is essential before any exercise


6 BASIC STEPS TO GET STARTED EXERCISING

Exercise is an important part of any health plan and an excellent way of keeping your immune system in shape as well. While most people know that staying active is essential if you want to live a healthy life, starting an exercise routine can be daunting for anyone who’s never done it and doesn’t know what to expect.

With that in mind, here’s a six-step plan that can help anyone start exercising, even if you never have before.

1. Realize the importance of physical exercise.

The first step is realizing just how important it is to get regular exercise. Regular exercise is vital to a healthy immune system. You must make regular exercise a top priority, especially as the seasons change and you’re increasingly indoors, where germs are spread easily. Think of small ways to get more exercise into your daily routine. Even small choices, like taking the stairs instead of the elevator, can make a big difference.

2. Consult your physician.

If you aren’t currently on a regular exercise program, get medical clearance if you have health problems or if you’re over 40 years of age. See a physician if you have heart disease or high blood pressure. Also consult your doctor if, when exercising, you experience extreme breathlessness, pain or pressure in the chest, arm, teeth, jaw, or neck, or dizziness, fainting, or abnormal heart action (palpitations or irregular heartbeat).

3. Select an activity you can enjoy.

Next, select an activity that you enjoy — such as bicycling, swimming, or racket sports. Make a commitment to do it daily for at least 20 minutes, preferably an hour. Make enjoyment your goal. Move your body enough to elevate your heart rate above its resting rate.

4. Monitor exercise intensity.

Exercise intensity is determined by measuring your heart rate (the number of times your heart beats per minute). While exercising, place the index and middle finger of one hand on the side of the neck just below the angle of the jaw or on the opposite wrist. Beginning with zero, count the number of heartbeats for six seconds. Simply add a zero to this number, and that’s your pulse.

For example, if you counted 14 beats, your heart rate would be 140. Would this be a good number? It depends upon your “training zone.” Your maximum training heart rate can be found simply by subtracting your age from 185. For example, if you are 40 years old your maximum heart rate would be 145. Your minimum training heart rate would be 20 less. In the case of a 40-year-old this would be 125.

So your training zone would be a heartbeat between 125 and 145 beats per minute. Having a heart rate of 140, then, would be pretty good — you’re working out at the upper end of your training zone. For maximum health benefits, stay in this range and never exceed it.

5. Do it often.

Exercise should be performed on a regular basis. A minimum of 15 to 20 minutes of exercising at your training heart rate at least three times a week is a necessity. Brisk walking (five miles an hour) for approximately 30 minutes may be the best form of exercise for weight loss, and the risks are extremely low.

6. Stay motivated.

Fire up your motivation by setting exercise goals, varying your routine, and keeping a record of your activities and progress. If at some point your enthusiasm wanes, skip one or two workouts. You’ll come back later with an even stronger commitment.